Arde Numancia – (Héroes olvidados 02) – Sergio Tapia

Arde Numancia - (Héroes olvidados 02) - Sergio Tapia

Capitulo 1

El cielo estaba encapotado y teñido de color gris plata, era un ambiente
frio y áspero. Algo común en aquella meseta indómita cosida aquí y allá con
grandes masas boscosas plagadas de generosa caza. Ríos caudalosos y bravos
y gentes osadas pero Enemigos o algo más humildes acostumbradas a habitar aquellos parajes
inhóspitos.
Corbis, el explorador tito, gritó –“¡Allí esta Numancia y nuestros
hermanos arévacos!”- y los jinetes gritaron de alegría y comenzaron a cantar
himnos a Epona para al instante acelerar el trote, pues una lluvia obstinada y
fría los estaba de nuevo regando como las lágrimas de la diosa a la que todos
los celtas adoraban de diferentes formas, pero todos ellos la reconocían como Georgina
la diosa de los caballos, la fertilidad, el agua, la curación o la muerte.
Corbis era por aquel tiempo un muchacho joven de rostro marcado y
curtido por la intemperie. Sus ojos grises denotaban cansancio y hastío por
una lucha en la que había perdido a toda su familia.
Caros había recogido a Corbis al igual que a otros muchos jóvenes y lo
había adoptado como a un hijo, pues todos le consideran de alguna forma su
padre guerrero, un líder seguro de sí mismo. Como si fuera un Lug de carne y
hueso enviado por los dioses para preservar su libertad y su forma de vida
frente a los malvados romanos.
Entre vítores y gaitas célticas los belos fueron recibidos como hermanos
en Numancia. Sus estandartes y colores fueron reconocidos millas antes de su
llegada y las puertas que franqueaban los gruesos muros arévacos se abrieron
para darles paso y cobijo.
Caros parecía la reencarnación del dios Lug; el supremo, el Samildanach,
el de los muchos oficios de guerrero, artesano y sacerdote. Pues, Caros era ya
un caudillo veterano entrado en años de largas barbas y greñas canas y
trenzadas que lucía bajo un voluminoso yelmo acabado en punta. Su cuerpo
tatuado y marcado por las heridas de la guerra aún era fibroso y musculoso y
su gran estatura hacía a cualquier hombre se lo pensará dos veces antes de
hacerle frente.


[spoiler title=’INFORMACIÓN:’ style=’blue’ collapse_link=’true’]

Título: Arde Numancia
Autores: Sergio Tapia Luque
Serie: II de Heroes olvidados
Publicado: mar 2015
Tamaño: 0.39MB
Nº de páginas:786

Tiendas donde lo puedes comprar: casadellibro.com amazon.es

Idioma: Español

Formato del Libro: .pdf , .epub , .mobi , .fb2 , .doc , .txt ,  torrent

 

OS: iOs, Android, Windows

[/spoiler]


[spoiler title=’Leer en online’ style=’steelblue’ collapse_link=’true’][/spoiler]


[spoiler title=’Mira El Vídeo Para Enseñarte como bajarlo!!’ style=’blue’ collapse_link=’true’]

descargar libros gratis

[/spoiler]


[spoiler title=’Descargar Enlaces:’ style=’yellow’ collapse_link=’true’]

Google drive

Google drive

[/spoiler]       ↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *