Monthly Archives: abril 2018

La enzima prodigisa

La enzima prodigisa – Hiromi Shinya

Capitulo 1 del libro

Parece que no existe una cantidad determinada para cada una de los varios miles
de enzimas que existen; en cambio, la enzima madre se ha convertido en un tipo
particular de enzima que aparece cuando se requiere y se consume en el lugar que se
necesita.

Hoy día, las enzimas llaman la atención a escala mundial dado que son un
elemento fundamental para controlar la salud, y aunque la investigación sigue
avanzando, existen muchas cosas que aún no entendemos de ellas. El doctor Edward
Howell, un pionero en la investigación de las enzimas, propuso una teoría
verdaderamente interesante. Dice que el número de enzimas que un ser vivo puede
producir durante su vida está predeterminado. El doctor Howell llama a este número
fijo de enzimas corporales el «potencial enzimático». Y cuando éste se agota, la vida
termina.

La teoría del doctor Howell es cercana a mi teoría de las enzimas madre y,
dependiendo de la dirección que siga la investigación, puedo anticipar que la
existencia de las enzimas madre quedará demostrada. Aunque la investigación sobre
las enzimas está en una etapa de desarrollo y la existencia de la enzima madre es sólo
una teoría en este momento, sin embargo, existen abundantes evidencias clínicas que
indican que podemos fortalecer nuestras características gastrointestinales —y, por lo
tanto, nuestra salud— al seguir una dieta que aporte enzimas y al llevar un estilo de
vida que no agote la enzima madre.

El estilo de vida saludable que propongo en este libro consiste en sugerencias que
les he hecho a mis pacientes durante años. He visto muchas curaciones como
resultado de la adopción, por parte de los enfermos, de las prácticas que te voy a
sugerir. Sin embargo, prepárate para ser sorprendido, ya que algunas sugerencias te
pueden parecer que van en contra de los conocimientos convencionales relacionados
con la salud y las dietas. Te aseguro que todo lo que presento en este libro ha sido
verificado.


Otros que te puedan interesar:


Información del contenido pdf y epub

Título: La enzima prodigisa
Autores: Hiromi Shinya
Publicado: dic 2004
Tamaño: 0.88MB
Nº de páginas:678

Idioma: >Español

Formato: multiformato

OS: iOs, Android, Windows


Leer  en online: La enzima prodigisa

libros online


Mira El Vídeo Para Enseñarte como bajarlo y convertirlo en  varios formatos!!


Descargar Enlaces:

Descargar pdf

Descargar epub

↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓

El Cuento de la Criada

El Cuento de la Criada – Margaret Atwood

Capitulo 1 del libro

Al final del pasillo, encima
de la puerta frontal, hay un
montante de abanico de
vidrios de colores que
forman flores rojas y azules.
En la pared de la sala
aún queda un espejo. Si giro
la cabeza —de manera tal
que la toca blanca que
enmarca mi cara dirija mi
visión hacia él— puedo
verlo mientras bajo la

escalera: un espejo redondo,

convexo, de cuerpo entero,
como el ojo de un pescado, y
mi imagen reflejada en él
como una sombra
distorsionada, una parodia
de algo, como la figura de
un cuento de hadas cubierta
con una capa roja,

descendiendo hacia un
momento de indiferencia
que es igual al peligro.

Una
Hermana, bañada en sangre.
Al pie de la escalera hay
un perchero para los
sombreros y los paraguas;

tiene barrotes de madera,
largos y redondeados, que se
curvan suavemente
formando ganchos, que
imitan las hojas de un
helecho.

De él cuelgan
varios paraguas: uno negro
para el Comandante, uno
azul para la Esposa del
Comandante, y el que me
tienen asignado a mí, de
color rojo. Dejo el paraguas
rojo en su sitio: por la
ventana veo que brilla el sol.
Me pregunto si la Esposa del
Comandante estará en la

sala. No siempre está allí
sentada. A veces la oigo
pasearse de un lado a otro,
una pisada fuerte y luego
una suave, y el sordo
golpecito de su bastón sobre
la alfombra de color rosa
ceniciento.

Camino por el pasillo, paso
junto a la puerta de la sala de
estar y a la que conduce al
comedor; abro la del
extremo y entro en la cocina.
Aquí no huele a madera

encerada. Encuentro a Rita
de pie ante la mesa pintada
de esmalte blanco. Lleva su
habitual vestido de Martha,
de color verde apagado,
como la bata de un cirujano
de los tiempos pasados. La
hechura de su vestido es
muy parecida a la del mío,

largo y recatado, pero
encima lleva un delantal con
peto y no tiene toca ni velo.
El velo sólo se lo pone para
salir, pero a nadie le importa
demasiado quién ve el rostro
de una Martha. Tiene el

vestido arremangado hasta
los codos y se le ven los
brazos oscuros. Está
haciendo pan, extendiendo
la pasta para el breve
amasado final y para darle
forma.

Rita me ve y mueve la
cabeza —es difícil decir si a
modo de saludo o como si
simplemente tomara
conciencia de mi presencia
—; se limpia las manos
enharinadas en el delantal y
revuelve el cajón en busca
del libro de los vales. Frunce

el ceño, arranca tres vales y
me los extiende. Si sonriera,
su rostro podría resultar
amable.

Pero su expresión
no va dirigida personalmente
a mí: le desagrada el vestido
rojo y lo que este representa.


Otros que te puedan interesar:


Información del contenido pdf y epub

Título: El cuento de la criada
Autores: Margaret Atwood
Publicado: may 2017
Tamaño: 7.88MB
Nº de páginas:489

Idioma: >Español

Formato: multiformato

OS: iOs, Android, Windows


Leer  en online: El Cuento de la Criada

libros online


Mira El Vídeo Para Enseñarte como bajarlo y convertirlo en  varios formatos!!


Descargar Enlaces:

Descargar pdf

Descargar epub

↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓

The curious incident of the dog in the night-time

The curious incident of the dog in the night-time – Mark Haddon

Capitulo 1 del libro

It was 1:12 a.m. when Father arrived at the police station. I did not see him
until 1:28 a.m. but I knew he was there because I could hear him.
He was shouting, ‘I want to see my son,’ and ‘Why the hell is he locked
up?’ and, ‘Of course I’m bloody angry.’
Then I heard a policeman telling him to calm down. Then I heard nothing
for a long while.

At 1:28 a.m. a policeman opened the door of the cell and told me that
there was someone to see me.
I stepped outside. Father was standing in the corridor. He held up his right
hand and spread his fingers out in a fan. I held up my left hand and spread my
fingers out in a fan and we made our fingers and thumbs touch each other.
We do this because sometimes Father wants to give me a hug, but I do not
like hugging people, so we do this instead, and it means that he loves me.

Then the policeman told us to follow him down the corridor to another
room. In the room was a table and three chairs. He told us to sit down on the
far side of the table and he sat down on the other side. There was a tape
recorder on the table and I asked whether I was going to be interviewed and
he was going to record the interview.

He said, ‘I don’t think there will be any need for that.’
He was an inspector. I could tell because he wasn’t wearing a uniform.
He also had a very hairy nose. It looked as if there were two very small mice
hiding in his nostrils.[2]
He said, ‘I have spoken to your father and he says that you didn’t mean to
hit the policeman.’
I didn’t say anything because this wasn’t a question.

He said, ‘Did you mean to hit the policeman?’
I said, ‘Yes.’
He squeezed his face and said, ‘But you didn’t mean to hurt the
policeman?’
I thought about this and said, ‘No. I didn’t mean to hurt the policeman. I
just wanted him to stop touching me.’
Then he said, ‘You know that it is wrong to hit a policeman, don’t you?’
I said, ‘I do.’
He was quiet for a few seconds, then he asked, ‘Did you kill the dog,
Christopher?’
I said, ‘I didn’t kill the dog.’
He said, ‘Do you know that it is wrong to lie to a policeman and that you
can get into a very great deal of trouble if you do?’
I said, ‘Yes.’

He said, ‘So, do you know who killed the dog?’
I said, ‘No.’
He said, ‘Are you telling the truth?’
I said, ‘Yes. I always tell the truth.’
And he said, ‘Right. I am going to give you a caution.’
I asked, ‘Is that going to be on a piece of paper like a certificate I can
keep?’


Otros que te puedan interesar:


Información del contenido pdf y epub

Título: The Curious Incident of the Dog in the Night-Time
Autores: Mark Haddon
Publicado: jul 2003
Tamaño: 1.61MB
Nº de páginas:678

Idioma: >Español

Formato: multiformato

OS: iOs, Android, Windows


Leer  en online: The curious incident of the dog in the night-time

libros online


Mira El Vídeo Para Enseñarte como bajarlo y convertirlo en  varios formatos!!


Descargar Enlaces:

Descargar pdf

Descargar epub

↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓

Álgebra – Aurelio Baldor

Capitulo 1

Número y forma serán los pilares sobre los cuales se ha construido el desmedido bloque de la Matemática. Sobre aquél se erigieron la Algoritmia y el Álgebra; sobre éste y, la Geometría y la Trigonometría. En plena Edad nuebas , el uno y el otro pilares se unifican en maravillosa asociación para sentar la base del comparación.

Del número —en su forma concreta y particular— surgió la Aritmética, primera etapa en la historia de la Matemática. Más tarde, en el tiempo que el hombre dominó el concepto de número y lo hizo de manera abstracta y general, dio un paso adelante en el desarrollo del pensamiento matemático, así nació el Álgebra.

Los griegos han dejado una estela maravillosa de su singular ingenio en aproximadamente todas las manifestaciones culturales. De manera que en las formas concretas lograron hacer un impracticable plástica y en las formas puras nos legaron las corrientes perennes de su filosofía y las bases teóricas de la Matemática futuro.

Nuestra ilustración y civilización son una persistente recurrencia a lo griego. Por ello, no podemos ignorar la aportación de los pueblos helénicos a! desarrollo de la Matemática. El cuerpo de las doctrinas matemáticas que establecieron los griegos tiene sus aristas más sobresalientes en Euclides, Arquímedes y Claro.

Con Arquímedes —hombre griego— se inicia la lista de matemáticos modernos. Hierón, monarca de Siracusa, ciervo la advertencia de las tropas romanas a las órdenes de Marcelo, solicita a Arquímedes llevar a cabo la aplicación de esta ciencia.

De manera que él diseña y prepara los aparato de guerra que detienen por terna años al impetuoso general romano. En la guarda se puede observar cómo las enormes piedras de más de un cuarto de tonelada de peso, lanzadas por catapultas,

rechazaban a los ejércitos romanos y cómo los espejos ustorios eficazmente dispuestos incendian la poderosa flotilla. Al caer Megara y verse bloqueado, Siracusa se rinde (212 a. C.). Marcelo, atónito ante el saber de quien cerca de lo habla puesto en fuga con sus ingeniosidades, requiere su presencia. Ante la negación de Arquímedes de prestar sus servicios al soberbio general invicto de su Naturaleza, un soldado pontificio le da muerte con su espada.


Otros que te puedan interesar:


INFORMACIÓN

Título: Álgebra Nueva imagen
Autores: Baldor
Publicado: jun 2012
Tamaño: 118.22MB
Nº de páginas:589

Idioma: Español

Formato: multiformato

OS: iOs, Android, Windows


Leer  Baldor pdf :


Mira El Vídeo Para Enseñarte como bajarlo y convertirlo en epub!!


Descargar Enlaces:

Descargar pdf

Descargar epub

↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓

Mecánica de materiales, 5ta Edición – Ferdinand P. Beer, E. Russell Johnston, John T. Dewolf , David F. Mazurek

 

Capitulo 1

Ejemplos y problemas modelo. Las secciones de teoría incluyen muchos
ejemplos diseñados para ilustrar el material que se presenta y facilitar su comprensión.

Los problemas modelo tienen la intención de mostrar algunas de las
aplicaciones de la teoría a la solución de problemas de ingeniería. Como estos
problemas se plantean casi de la misma manera que los estudiantes utilizarán
para resolver los ejercicios asignados, los problemas modelo tienen el
doble propósito de ampliar el texto y demostrar el tipo de trabajo limpio y ordenado
que los estudiantes deberán seguir en sus propias soluciones.
Series de problemas de tarea.

La mayor parte de los problemas son de
naturaleza práctica y deben resultar atractivos a los estudiantes de ingeniería.
Sin embargo, se diseñaron principalmente para ilustrar el material presentado
en el texto y para ayudar a los estudiantes a comprender los principios
básicos que se usan en la mecánica de materiales. Los problemas se han
agrupado de acuerdo con las secciones del material que ilustran y se han acomodado
en orden ascendente de dificultad.

Los problemas que requieren atención
especial se indican con asteriscos. Las respuestas a los problemas se encuentran
al final del libro, con excepción de aquellos cuyo número se ha
impreso en cursiva.

Repaso y resumen del capítulo. Cada capítulo termina con un repaso y
un resumen del material cubierto en el capítulo. Se han incluido notas al margen
para ayudar a los estudiantes a organizar su trabajo de repaso, y se dan
referencias cruzadas para ayudarles a encontrar las partes que requieren atención
especial.


Otros que te puedan interesar:


INFORMACIÓN y  Contenido

1. Introducción. el concepto de esfuerzo
2. Esfuerzo y deformación. carga axial
3. Torsión
4. Flexión pura
5. Análisis y diseño de vigas para flexión
6. Esfuerzos cortantes en vigas y en elementos de pared delgada
7. Transformaciones de esfuerzos y deformaciones
8. Esfuerzos principales bajo una carga dada
9. Deflexión de vigas
10. Columnas
11.Métodos de energía
Apéndices

Título: Mecánica de Materiales
Autores: Ferdinand P. Beer & E. Russell Johnston & Jr. & John T. DeWolf & David F. Mazurek
Publicado: may 2010
Tamaño: 80.05MB
Nº de páginas:567

Idioma: Español

Formato: multiformato

OS: iOs, Android, Windows


Leer Mecanica de materiales en pdf 


Mira El Vídeo Para Enseñarte como bajarlo!!


Descargar Enlaces:

Descargar pdf

Descargar epub

↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓

La cabaña – William Paul Young

Capitulo 1

Se necesitó casi un minuto completo para desprender el hielo que ya
sellaba la puerta del buzón. El premio a los esfuerzos de Mack fue un sobre
con sólo su nombre propio mecanografiado en el exterior, sin estampilla ni
matasellos ni dirección del remitente.

Mack arrancó, curioso, una de las orillas del sobre, lo cual no fue tarea
fácil, con dedos que empezaban a entumirse por el frío. Tras volver la espalda
al viento impetuoso, al fin logró sacar de su nido el pequeño rectángulo de
papel sin doblar. El mecanografiado mensaje decía simplemente:
Mackenzie:
Ya ha pasado un tiempo. Te he extrañado.

Estaré en la cabaña el próximo fin de semana si quieres que nos
reunamos.
-Papá
Mack se entiesó, invadido por la náusea, mudada con igual rapidez en
enojo. Con toda intención pensaba en la cabaña lo menos posible, y cuando lo
hacía, sus pensamientos no eran gratos ni buenos. Si ésta era la idea de
alguien de una broma pesada, se había pasado de la raya. Y firmar “Papá”
sólo hacía todo más horripilante.

“¡Idiota!”, gruñó Mack, pensando en Tony, el cartero, un italiano muy
amable, con gran corazón pero poco tacto. ¿Por qué se había tomado la
libertad de dejar ahí un sobre tan ridículo? Ni siquiera tenía estampilla.

Molesto, Mack se metió el sobre y la nota en el bolsillo del abrigo y se volvió
para emprender el deslizamiento de regreso, en dirección a la casa. Las
ráfagas abofeteantes que inicialmente habían retardado su paso re-dujeron
esta vez el tiempo necesario para atravesar el mini glaciar que se engrosaba
bajo sus pies.


Otros que te puedan interesar:


INFORMACIÓN

Título: La cabaña
Autores: Wm. Paul Young
Publicado: abr 2015
Tamaño: 0.46MB
Nº de páginas:564

Idioma: Español

Formato: multiformato

OS: iOs, Android, Windows


Leer en online:


Mira El Vídeo Para Enseñarte como bajarlo!!


Descargar Enlaces:

Descargar pdf

Descargar epub

↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓