Skip to content
Descargar libros gratis en pdf y epub

Menta y chocolate – Elva Martínez

 

Capitulo 1

Y como bien dice la canción: el otoño duró lo que tard a en llegar el invierno , y un invierno llevó a otro…y a otro más. Pocas semanas atrás Eva soplaba sus diez velas de cumpleaños, en sus oídos
seguía resonando el pequeñaja en boca de Alejo y Andrés. A su primo lo daba por imposible, sabía que la seguiría llamando así de por vida, al fin y al cabo, ella seguía siendo la pequeña de la familia, y no parecía
que sus padres y tíos tuvieran intención de aumentar la familia.

Sin embargo, lo de Andrés le molestaba más…
―¡Ya tengo 10 años! ―se quejó en el patio al cruzarse en el recreo con él.
―Sigues siendo una pequeñaja como mi hermana.
―¡Y tú sigues siendo igual de tonto! ―exclamó alejándose de él y acercándose a sus amigas que jugaban a la comba.
―Ves, una pequeñaja―insistió Andrés―, juegas a cosas de pequeñajas. ―repitió Andrés para desesperación de Eva.
Eva se giró enseñándole la lengua al hermano de su amiga del alma, notando el corazón acelerado por la rabia y, las mejillas encendidas.
―¡Andrés! ¿Vienes? ―escuchó Andrés tras él mientras contemplaba absorto y con una imborrable sonrisa a Eva hablar con sus amigas, entre ellas estaba su hermana, quien le enviaba una mirada
recriminatoria por meterse con su mejor amiga.
―Seguro que me está criticando. ―reflexionó en voz alta sin darse cuenta.
―¿Qué dices, Andrés?
―¿Qué? Nada, nada…vamos a jugar al balón o ¿qué?

―¿Me lo preguntas? Tú eres el que estás pasmado observando a la amiga de tu hermana, la verdad es que es muy bonita y tu hermana también.
―Ojito, con lo que dices de ellas. ―casi amenazó Andrés mirando a su amigo a los ojos.
―¿Tío, te has enamorado de una pequeñaja?
―No digas chorradas y vamos a jugar antes de que suene el timbre. Eva es como si fuera mi prima. ―puntualizó Andrés sin terminar de entender por qué sentía aquella necesidad de justificarse.

*****
Timbrazo a timbrazo, los recreos fueron pasando. El patio del colegio vio caer hojas de otoño, tuvo charcos en invierno; desolado y triste sin risas, secretos, carreras y juegos se quedó un verano tras
otro, viendo crecer a aquellos que se divertían en él recreo tras recreo.
Y así llegó un nuevo verano. Unas nuevas vacaciones cargadas de diversión, días de playa, risas compartidas con los amigos, secretos contados a escondidas para que ningún adulto se enterase de ellos.

En casa de los Vidal seguía la misma costumbre. A pesar de ir cumpliendo años, de ir haciéndose cada vez más mayores, los primos seguían reuniéndose allí; los mayores ya no saltaban como locos en la
piscina, aunque a veces se dejaban llevar por las locuras de Alejo y Eva, que seguían saltando al grito de “bomba va” seguidos por su inseparable Xena. Cierto que cada vez eran menos los que se quedaban a
dormir, la adolescencia no perdona y, en algún momento, todos nos sentimos más mayores de lo que somos para hacer determinadas cosas aunque nos sigan gustando…
―Este año ya has entrado en la segunda etapa del cole, y este es mi último curso en el colegio, el año que viene ya pasaré al insti ―dijo Alejo a su prima―. A ti aún te faltan dos cursos más, sin contar
este, para dejar de ser una pequeñaja. Y luego iremos al mismo insti, no como ahora que estamos en coles distintos; podré presentarte a mis amigos, porque yo ya tendré amigos mayores.


Otros que te puedan interesar:


 

[spoiler title=’INFORMACIÓN:’ style=’blue’ collapse_link=’true’]

Título: Menta y Chocolate
Autores: Elva Martínez
Tamaño: 0.73MB
Nº de páginas:678

Tiendas donde lo puedes comprar: casadellibro.com amazon.es

Idioma: Español

Formato: multiformato

 

OS: iOs, Android, Windows

[/spoiler]


[spoiler title=’Leer en online’ style=’steelblue’ collapse_link=’true’][/spoiler]


Mira El Vídeo Para Enseñarte como bajarlo!!


[spoiler title=’Descargar Enlaces:’ style=’yellow’ collapse_link=’true’]

Descargar pdf

Descargar epub

[/spoiler]       ↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓↓