Saltar al contenido
Descargar libros gratis en pdf y epub

Ojos que no se abren – Claudio Hern√°ndez

Ojos que no se abren - Claudio Hernandez
Genero: Drama
 

Ojos que no se abren: En pdf y epub

Sinopsis del libro

Siete mujeres desaparecidas y dadas por muertas en un caso cerrado. Un sospechoso. Un asesino. El don del Detective Andrew para visualizar las apariciones de los cuerpos sin vida de las mujeres secuestradas. Un sheriff que no sabe hacia dónde ir. Un asesino que no lo es. Un error de la justicia.
Estaba flotando en la orilla del lago, como si estuviera durmiendo, cubierta de hermosas flores abiertas en la primavera de CastleLakeHill. El detective Andrew est√° inmerso en una investigaci√≥n de mujeres desaparecidas hace a√Īos. Cuando llega al lugar de los hechos, reconoce a la mujer de la fotograf√≠a; sin duda es ella y est√° intacta, desnuda y cubierta de p√©talos. Sus ojos est√°n cerrados porque los p√°rpados est√°n pegados y la piel suave y sonrosada todav√≠a est√° caliente, pero esta mujer hab√≠a sido dada por muerta hace cuatro a√Īos. La ropa encontrada de ella y la sangre hace ahora, exactamente ese tiempo, correspond√≠an a Ava Cox; la primera desaparecida. ¬ŅC√≥mo puede estar ahora completamente entera? Adem√°s, el asesino fue detenido y juzgado; Parker Atkinson se lleva el secreto a la incineradora.

El Detective Andrew goza de dos dones; la Precognición y la Visión Remota. Es capaz de ver el futuro y con su segundo don, el detective recibe información acerca de cosas que se encuentran a una gran distancia. Son los vehículos abandonados de todas las mujeres desaparecidas; que aparecen en la Costa Este de Maine.
Un laberinto de pistas, preguntas y experiencias sin control a medida que aparecen las demás mujeres de la misma forma, desconciertan al detective Andrew, quién llega a perder el control de sus investigaciones y de sus poderes.
Un día, ante la desesperación, aparece en la comisaria una chica joven llamada Clarice que ha sido atacada por el verdadero asesino. Está cubierta de sangre. Ella puede aportar pistas a este complejo juego de un psicópata ya que ha estado frente a él.


Descargar libro Gratis Ojos que no se abren – Claudio Hern√°ndez

La silueta se giró y el cabello rubio se desplazó hacia adelante, dejando
visible un rostro ensangrentado pero con unos ojos verdes jade que rompía
cualquier hechizo. Sus labios estaban prietos y su mirada era triste. Andrew
levantó una ceja.
‚ÄĒEst√° bien, puedes pasar ‚ÄĒdijo Landon incumpliendo el protocolo de
actuación. En CastleLakeHill nada se hacía bien. Landon salió del hueco de la
puerta y esta vez, sin chaqueta, se dirigió hacia Kevin. Andrew lo miró con
desdén.
Después se volvió y se fijó por primera vez en esos bellos ojos verdes de
la chica, que seguía retorcida sobre la silla en una mala posición. Una mano
ensangrentada estaba apoyada en el respaldo de la silla. Su rostro angelical

mostraba su asombro y el miedo dibujado en ella.
Andrew entró en el despacho de Landon en silencio, mostrando su
abultada panza y su gran cabeza como un balón de baloncesto. Bordeó la mesa
como si no la estuviera mirando a ella y se sentó en la silla del sheriff. El
asiento estaba caliente al tacto con su culo aplastado y pensó que allí se había
pedorreado varias veces el jodido. Sintió una mezcla de asco y gracia. La silla
crujió. La chica se había vuelto hacia él, todavía en silencio, con los ojos muy
abiertos, atentos a cada movimiento.
En la distancia se escuchó el grito de Landon llamando uno a uno, a sus
hombres. Kevin, Jacob, Luke, Henry y Owen, para variar. Después se
escucharon los pasos ruidosos de estos hasta difuminarse ante el siseo de la
puerta corredera. Unos golpes deslavazados como un grupo de caballos
desbocados en la colina lejana. Y aun así se escuchó una queja de Landon y
algo que pareció a un escupitajo.
‚ÄĒSoy el detective Andrew y ando tras la pista del asesino de las siete
mujeres desparecidas hace siete a√Īos. ‚ÄĒSe present√≥ con una voz ronca y casi
rasgada.
Tras esto, la chica parpadeó y permaneció un rato en silencio.
Casi un interminable tiempo.
Estaba absorta.
‚ÄĒLo siento. Estoy asustada ‚ÄĒdijo finalmente la chica casi en un susurro.
Andrew observó que le estaban temblando las manos.
‚ÄĒNo tiene que sentir nada muchacha. En cualquier caso tendr√≠a que
sentirlo el pendejo ese que ha tratado de matarte, porque le vamos a echar el
guante encima. ‚ÄĒAndrew hab√≠a mostrado su lado m√°s oscuro y habr√≠a
deseado dar un pu√Īetazo sobre la mesa, que de cualquier modo no se hubiera
escuchado por la gran cantidad de papeles que había. También tuvo tiempo de
pensar. En unos milisegundos ¬ŅY por qu√© co√Īo me ha dejado Landon en su
despacho?
La chica agach√≥ la cabeza, mostrando su cabellera rubia te√Īida de sangre,
que por cierto, era muy escandalosa, pero Andrew observó que era como unas
pintadas en la pared, es decir, superficial. No había heridas en la cabeza.


Ficha técnica

Título: Ojos que no se abren (Spanish Edition)
Autores: Claudio Hern√°ndez
N¬ļ de p√°ginas: 062
Idioma: Espa√Īol
Formato: Epub, PDF
OS: iOs, Android, Windows


Leer  en online dando clic abajo

 online


Los enlaces los dejo aqui abajo

cualquier duda   sobre los libros deja comentario   y te respondo al  en cuanto pueda.

Opción 1 

https://drive.google.com/uc?id=12RN_g3q6CFKgk8mWVA3iKG4ezjpkBIB9&export=download


Opción 2

https://drive.google.com/uc?id=1N2QTX6gkq2Iv_kQmvUgHSZKcailsPGEs&export=download


libros del mismo autor: